Cornejo

Actualmente Sastrería Cornejo es una de las más destacadas casa de vestuario del mundo y un referente para todos los figurinistas

 

Humberto Cornejo Arenillas fundó en 1920  Sastreria Cornejo, a partir de una pequeña colección de disfraces y uniformes regalo de un familiar para emprender una nueva vida en Madrid junto a su mujer, Gabina Olivar. Gracias a este obsequio, Humberto abandonó la idea de viajar a América para buscar su porvenir, ya que su vida se vio truncada cuando sus padres fallecieron jóvenes dejando huérfanos a 8 hermanos que tuvieron que ser enviados a distintos países de América para sobrevivir. Humberto pasó su infancia y adolescencia en Cuba y regresó a España  al ser llamado a filas  y en busca de un futuro mejor

 

De esta forma, comenzó el negocio familiar en la calle de la Esgrima nº 3   en el centro de Madrid, en la misma casa donde vivía la familia. Más tarde se trasladarían a la C/ Magdalena nº 2 3ª piso donde continuaron viviendo y  con el negocio de los trajes.

Poco a poco Humberto y su mujer, junto con  sus hijos,  y mucho esfuerzo fueron agrandando la empresa familiar.

Ya en la década de los 30 comenzaron a trabajar en producciones de teatro, zarzuela y  revista por toda España,  incluso durante la guerra, aunque a menor escala. En estos años se incorporó al negocio su hijo mayor Vicente y  más tarde a finales de los años  40 su hijo pequeño Julio, los cuales siguieron trabajando junto a Humberto.

 

En los años 50, comienzan a trabajar en  las producciones de cine en España, contando con unas 25 personas trabajando junto a ellos, y ampliando el negocio con 2 pisos más en la c/ Magdalena nº 1.

Cuando Samuel Bronston llega a España a rodar las grandes superproducciones americanas de los años 60, Sastrería Cornejo vive una época de esplendor en la que quintuplica su stock de vestuario y sus instalaciones,  y aumenta a 50 el número de empleados.

 

Humberto Cornejo de la Cuesta se incorpora en 1978 al negocio, representando la 3º generación de la familia, y continua la línea de trabajo tanto en opera, zarzuela y teatro como en cine y las grandes series de TVE; también el cine americano y europeo tiene su lugar en estas décadas de los 80 y 90 en las cuales sigue aumentando el stock de la empresa.

 

La cuarta generación de la familia  comienza a incorporarse a finales de los años 90,  y junto con Humberto aportan juventud y frescura al negocio y amplian aún más si cabe, la proyección internacional de la empresa, que  en 2001 Sastrería Cornejo traslada su sede a un moderno edificio en la c/ Rufino González , donde actualmente desarrolla su actividad.