La coreografía en el baile

Las coreografías se pueden definir como una forma de expresión a través de los movimientos del cuerpo siguiendo un ritmo que suele marcar una melodía. Es necesario tener una formación física sólida para ejecutarlas ya que a veces requieren de piruetas, giros, saltos, etc. También requieren cierta sensibilidad como cualquier forma de expresión artística. 

¿Qué es la coreografía en baile?

La coreografía es el diseño de la sucesión de pasos de baile o movimientos del cuerpo organizados previamente. Las coreografías pueden crearse en el ámbito de la danza, pero también en otros como el patinaje, la gimnasia, el combate escénico, etc. 

Las coreografías se pueden clasificar de la siguiente forma.

1. Grupales. Se ejecutan por más de 2 personas.

2. Expresivas. Incluyen expresiones interjectivas y otras formas de danza.

3. Distributivas. Las ejecutan varios grupos de bailarines que se diferencian unos de otros por los pasos de baile. Es decir, cada grupo ejecuta una coreografía distinta a la vez que los otros.

4. Principal. Coreografía única ejecutada por un sólo bailarín o bailarina. 

5. Folklórica. Se trata de danzas populares originadas en pueblos rurales, forman parte de su idiosincrasia.

6. Histórica. Recrea un acontecimiento histórico o de valor reseñable. 

7. Simétrica. La repetición de pasos se hace igualmente de izquierda a derecha. El equilibrio es una característica importante en este tipo de coreografías.

8. Asimétrica. Se componen de forma opuesta a las simétricas, es decir, las unidades de pasos son distintas las unas de las otras y no se repiten de derecha a izquierda.

9. De espacio parcial. Ocupa sólo un espacio del stage (a veces la mitad).

10. Individual. Consiste en el solo de un bailarín o bailarina.

¿Cómo hacer una coreografía de baile?

Para crear y desarrollar una coreografía de baile es necesario seguir unas pautas ordenadas que aporten coherencia al trabajo que se realiza. Os aportamos en este artículo las indicaciones más básicas.

Escoge la música. 

Elige una música que te sugiera pasos de baile y sobre todo que te motive.

La coreógrafa y bailarina Sara del Pino (profesora en ESAEM con más de 20 años de experiencia sobre los escenarios) nos confirma que lo primero que hace para crear una coreografía es elegir la música.

Elegir la música me cuesta mucho trabajo, ya que para mí es muy muy importante. Necesito sentirla. Necesito escuchar algo que me inspire y que me mueva. Tardo mucho en seleccionarla porque tiene que ser una música que pueda escuchar un millón de veces y no me canse. El proceso de ensayarla o mostrarla conlleva esa repetición

Como montar una coreografia

Fotografía: coreografía de la profesora Sara del Pino interpretada por los alumnos del Grado en Artes Escénicas ESAEM

Analiza la canción

Desde la letra hasta el argumento de la historia que cuenta, sus detalles, contextualízala con respecto al momento social, económico, político y artístico en el que se compone o se convierte en mainstream. Estudia su estructura y otras características.

Respecto a este punto Sara del Pino añade que cuando elige la canción para crear su coreografía cuenta los tiempos musicales y lleva a cabo otras fases del análisis musical. “Depende de lo que vaya a montar lo hago de forma diferente… si es un espectáculo en directo sobre un stage, una pieza para teatro más clásico, una creación en grupo o si lo bailo yo… Hay que tener en cuenta el tipo de espectáculo y el medio en el que se va a desarrollar”. 

coreografia-de-baile

Fotografía: coreografía de la profesora Sara del Pino interpretada por los alumnos del Grado en Artes Escénicas ESAEM

Monta los primeros pasos de baile

Permite a tu cuerpo expresarse con los movimientos que le sugiera la canción, déjate inspirar por la música que has elegido ejecutando los primeros pasos de baile que le vayan bien a esa melodía. Los que te gusten resérvalos para combinarlos con otros e incluirlos en la coreografía.

Fija los pasos que te gusten

Fija los pasos para la coreografía y anótalos en un cuaderno. Si dispones de la tecnología necesaria también puedes grabarlos, pero si los dibujas los recordarás mejor (aunque sea de forma esquemática).

Sara del Pino nos comenta lo siguiente sobre las fases 3 y 4 que comprende el proceso de creación de una coreografía, declaraciones tan inspiradoras como útiles para los que sueñan con ser coreógrafos. “Cuando ya tengo la música y sé que me llena y me hace sentir no tardo mucho en montarla. Mi cuerpo se mueve solo, crea pasos y hago repeticiones para memorizarlos y fijar lo que es la propia coreografía. Esa es la base”

Sara, que tiene una extensa experiencia sobre los escenarios, previene a los amantes de la danza sobre ese momento en el que tienes que montar una coreografía por encargo sobre una música que quizás no te inspire demasiado. “Si la música no la elijo yo y no me motiva, saco la inspiración de otras cosas. Me cuesta más. Quizás la creo de forma más comercial, pero no descuido el aspecto técnico, es decir, cuento incluso más minuciosamente los tiempos, las estrofas, los estribillos…”

como-crear-coreografia

Fotografía: coreografía de la profesora Sara del Pino interpretada por los alumnos del Grado en Artes Escénicas ESAEM

Graba la coreografía completa cuando esté lista

Puedes grabarla completa tantas veces necesites, ya que se recomienda que vayas actualizando las versiones a las que vayas añadiendo pasos nuevos, detalles o formas diferentes de ejecutar algunos movimientos. De esta forma cada vez que esa coreografía se ensaye se partirá de la versión más completa. La tecnología es un buen apoyo para enriquecer este tipo de trabajo artístico. 

Ensaya la coreografía para lograr la mayor perfección

De esta forma los bailarines y bailarinas adquieren soltura. Cada vez que se ensaye la coreografía se ejecutará con una técnica más pulida y la esencia artística irá destacando poco a poco. 

Los ensayos y las repeticiones constituyen la base para lograr perfeccionar una coreografía. Pero no debemos perder de vista que el nivel de la coreografía será directamente proporcional a la formación, técnica y talento del coreógrafo y los bailarines. Por ello es importante estudiar con profesores de nivel y en buenos centros. 

La coreógrafa y bailarina Sara del Pino, profesora de varios estilos en ESAEM, ha sido la profesional elegida para entrevistar en este artículo por reunir todas las cualidades que requiere ser una de las figuras más relevantes de la danza actual. Licenciada en Danza Clásica y en Pedagogía de la Danza, ha trabajado desde adolescente en formatos de espectáculos muy diversos, televisión, cine, videoclips y publicidad. Algunas de las series más conocidas de la ficción nacional han contado con la magia de Sara cuando se sube a unas puntas o despliega una coreografía de estilos más modernos, como “Un paso adelante” (Antena 3) o “ 7 Vidas” (Tele5), además de una larga lista de programas de TVE y otras cadenas.

coreografia-sara-del-pino

Fotografía: coreógrafa y profesora ESAEM Sara del Pino en la Gala de Premios de las Artes Escénicas ESAEM.

Elige la ropa para ejecutar la coreografía

Además de ser un vestuario adaptado a los movimientos ha de estar contextualizado según la danza que se represente. Según la historia que cuente la coreografía, el estilo que recree, etc. Ensaya con el vestuario elegido puesto. 

Adapta la coreografía al stage y a los recursos técnicos

Tanto el stage como los recursos técnicos conforman elementos que influyen en la interpretación de la coreografía, por ello es conveniente que estén en armonía con la danza. El atrezzo, la iluminación, los elementos móviles etc. usados de forma provechosa pueden enriquecer mucho el montaje.

Modifica la coreografía si lo consideras oportuno

Aunque la coreografía esté terminada no dudes en mejorar lo que creas necesario. Una creación artística es algo vivo, puede evolucionar para llegar a convertirse en una obra mejor. 

Disfruta creando

Disfruta el proceso, es uno de los mejores pasos que puedes dar para crearla. Desde el momento en que logres disfrutar, la experiencia se va a convertir en un aprendizaje divertido, inspirador y más creativo. Nuestro consejo desde ESAEM es, si eres capaz de disfrutar creando la coreografía y ejecutándola no te quepa duda que has logrado dar uno de los pasos más importantes en cuanto a su creación

¿Te ha gustado este articulo? ¡Compártelo!

Compártelo en Facebook
Compártelo en Twitter
Compártelo en LinkedIn
Compártelo en WatsApp

Otras noticias

Noticias

Representante de actores

¿Qué es un representante de actores y qué funciones o finalidad tienen los representantes de actores? A continuación te vamos a dar una guía práctica

Leer Más >>